El restaurante La Biblioteca abre sus puertas el próximo 6 de junio. La esperada apertura del nuevo espacio gastronómico del Hotel Alma Pamplona, llega, por fin, para dar el contexto adecuado que requiere el menú degustación de su Jefe de Cocina, Leandro Gil. Cocina de vanguardia, de la tierra.

Se trata de un pequeño restaurante con capacidad para sólo 15 comensales ubicado en una pequeña estancia al lado de la cocina que lidera Gil. Anteriormente, este espacio era utilizado por los clientes del hotel como biblioteca, un lugar en el que perderse y leer los libros que ocupan las estanterías construidas en toda una pared del que ahora es el restaurante La Biblioteca. La misma pequeña sala, antes dedicada a la lectura y hoy espacio gastronómico, sigue cumpliendo la misma misión: Recogimiento, reflexión, abstracción del mundo exterior para experimentar lo que ahí ocurre. Para centrarse en las creaciones del chef.

Leandro Gil, nominado al Premio Cocinero Revelación Madrid Fusión 2018, mostrará el potencial de su propuesta en un menú que habla de su filosofía y formación como cocinero, pero también de su personalidad, emociones, evolución, preocupaciones e ideales.

Leandro Gil

En La Biblioteca ves, pero no ves. A simple vista la decoración es básica y las recetas, fáciles. Pero Gil reta al comensal a mirar más allá, desafío que traslada a las combinaciones de ingredientes y texturas que utiliza, siempre en trilogía –no más de tres componentes- de manera que el resultado final siga aparentando sencillez, mantenga sabores francos y reconocibles, y sea cocina ligera pero con carácter.

La Navarra más tradicional se muestra renovada en La Biblioteca; la cocina regional entendida por las nuevas generaciones de navarros que personifica Leandro Gil, quien guarda sus raíces con inteligencia y las pone al servicio del mismo espíritu dinámico que le llevó a formarse y viajar. En sus viajes comprendió que un restaurante de hotel no se diferencia de cualquier otro porque la calidad no distingue etiquetas.

La aparente sencillez de sus platos revela una técnica depurada. Con ingredientes de la tierra, de su tierra, de la huerta tudelana y de los bosques navarros por los que paseaba de pequeño con su abuelo, Leandro Gil crea combinaciones gastronómicas que superan las expectativas. Materias primas simples que usaban nuestros antepasados en tiempos difíciles, bayas silvestres, variedades de verduras casi olvidadas que se descubren como un tesoro. Formación, técnica, sacrificio, ambición, osadía… Éstas son las herramientas del Jefe de Cocina del restaurante pamplonica La Biblioteca, un pequeño espacio de diseño que Leandro hace inolvidable con sus platos de verduras y plantas silvestres, pero también de otros ingredientes humildes de antaño, como las manitas de cerdo o los sesos de cordero, a la personal manera transformadora del chef.

Realizar grandes platos con poco y hacerlo con genialidad encubierta en sencillez, convierte la propuesta de La Biblioteca en extraordinaria. Leandro Gil sabe quién es, no olvida su infancia en los campos de Navarra entre hortelanos. La guardó en su interior mientras aprendía en la Escuela de Cocina Luis Irízar de San Sebastián y practicaba en las cocinas de Celler de Can Roca, Akelarre, o Arzak. En su propio melting pot personal se mezclan tradiciones, conocimiento, experiencia y sensibilidad, y este todo confluye en platos de portentosa naturalidad.

Prueba de esto es que el Restaurante Alma, espacio que mantendrá en su oferta una atractiva carta con propuesta propia, forma parte ya de los 50 mejores restaurantes de España, según la revista Gentleman. El hotel en el que se ubica, el Alma Pamplona, es uno de los diez mejores hoteles del país, según los usuarios de Tripadvisor.

Acerca del hotel Muga de Beloso-Alma

Este hotel metropolitano con instalaciones de vanguardia y decoración cosmopolita hace posible que sus huéspedes disfruten de Pamplona a través de una experiencia innovadora pero de pura esencia navarra. El hecho de que un hotel de la Comunidad Foral se coloque entre los diez mejores de España es muy especial, ya que demuestra el nivel de excelencia en calidad que esta región es capaz de alcanzar.

Situado en un entorno idílico del centro de Pamplona, el conjunto que componen servicio, ubicación y un diseño que convierte sus instalaciones en un universo de calma y buen gusto, convence día a día a millones de viajeros. 12.000m2 de construcción, dentro de una parcela de 30.000m2, el resto lo ocupan el huerto de 17 hierbas aromáticas que Gil utiliza en su cocina, y el inmenso jardín que alcanza hasta la orilla del Río Arga, a lo largo de la cual, en un agradable paseo, se llega al pleno centro de Pamplona. Campo en el centro de la capital. Todo un lujo.

[Fotografías Olga Planas©]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here