Como cantaba la canción, ‘movida promovida por… los hermanos Iglesias‘. Las Chichas, los Chicos y los Maniquís, nos traslada a la época de la movida madrileña, todo un referente cultural, para aquellos que crecimos viendo La Bola de Cristal. Este restaurante ubicado en el interior del Axel Hotel Madrid, es el desembarco del grupo Iglesias en Madrid. Un concepto divertido, con un cierto aire nostálgico, irreverente y transgresor. 

Las chicas, los chicos y los maniquís se encuentra en el nuevo Axel Hotel Madrid

Situado en el barrio de Las Letras, el hotel se ubica en un antiguo edificio protegido del S.XIX, que albergó viviendas y que, posteriormente, se rehabilitó para albergar el nuevo hotel del Grupo Axel en Madrid. La planta noble se sigue conservando, y es posible visitarla bajo demanda. La estética ochentera del restaurante está plagada de guiños a iconos, como Almodovar, Rossy de Palma o Nacha Pop. Por motivos arquitectónicos, se han tenido que respetar los espacios existentes, por lo que encontramos diferentes ambientes, donde destacan la combinación de colores para generar un efecto de contraste simultáneo.

La carta de las chicas, los chicos y los maniquís

La carta, en disco de vinilo, ya que no podía ser de otra manera, nos ofrece un recorrido desde el aperitivo a las tapas para acompañar con un vermut, hasta los platos más contundentes para terminar la comida como se merece. El chef Pedro Gallego y el responsable de la sala Mario Popescu, son los encargados de manejar esta movida gastronómica, que son las chicas, los chicos y los maniquís.
Los nombres de los platos no iban a ser menos originales, la Hermenegilda, la Papa Luci Boom, las patatas Massiel o el Nacho Pop, por ejemplo. No podía faltar, tampoco, el guiño bulliniano, con las Aceitunas Gordal Esféricas, todo un clásico. Todo ello servido en vajilla del diseñador Piñero, especialista en crear vajillas sorprendentes.

Alguno de los platos que probamos

 

 

 

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

Burrata con tomates asados, fresas y pesto. Una ensalada, buen producto y nada más.

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

Croquetas de jamón con guiso de pollo. Unas de las mejores croquetas de Madrid, el guiso de pollo coronando la croqueta le aporta un contraste perfecto para el interior cremoso de la fritura.

 

 

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

Bocadillo de calamares con mayonesa de kimchi, y encurtidos. La reinvención del bocata de calamares. El pan negro de tinta de calamar con el contraste del picante del kimchi y el sabor a vinagre de los encurtidos, lo hacen uno de los mejores que he probado, si nos alejamos del clásico.

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

Arroz meloso de pato y gorgonzola. Un arroz de montaña con el sabor potente del pato, y la cremosidad y el picante del queso gorgonzola, un plato contundente perfecto para compartir.

 

 

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

Trufas de luxe de café y Baileys. Después de la comida, si ha sido muy abundante, no suelo comer postre, asi que estas trufas son perfectas para dar el punto dulce a un gran festín, y acompañar el café.

B_Noviembre_728x90

Las chicas, los chicos y los maniquís

? Calle Atocha, 49
28012 Madrid

? 910883383
✉️ info@losmaniquis.com
? Web

Horario

Barra: miércoles a viernes de 07:00 a 23:00 / sábado y domingo de 08:00 a 23
Comidas: lunes a domingos de 13:00 a 16:00
Cenas: miércoles, jueves y domingo de 20:00 a 23:30 / viernes y sábados de 20:00 a 00:00

Las chichas , los chicos y los maniquís