El restaurante L’Escale Bistrot esta formado por el tándem Julien Rivoiron y Christophe Almodovar en la cocina y André Despacha en la sala, todos ellos originarios de Lyon. Cabe destacar el paso de Julien por el restaurante Têtedoie de Lyon, y el Sketch de Pierre Gagnaire en Londres, donde coincidió con Christophe, o por los catalanes Osmosis y La Bellvitja. Este pequeño bistrot francés de estilo contemporáneo, lleva abierto desde el mes de abril, en el Passatge Pellicer de Barcelona.

El espacio

Algunos recordaréis este local, ya que fue el antiguo Saüc de Xavi Franco, y posteriormente el NoNoNo de Isma Prados. Nos encontramos con dos salas separadas, en la primera destaca la barra y la cocina, y en la segunda más reservada, unas pocas mesas bien situadas. No es un local muy grande, tiene capacidad para 45 comensales, bien distribuidos, con la separación necesaria, lo que lo hace perfecto para una cita. La decoración en madera, acero, y luces cálidas, hacen del espacio un lugar muy confortable y cómodo.

La propuesta gastronómica de L’Escale Bistrot

La propuesta gastronómica está basada en el recetario tradicional francés, aunque se permiten ciertas concesiones a otras cocinas. Disponen de un menú de mediodía con dos opciones a elegir por 14,50€ o 17€, y de un menú degustación de 6 platos por la noche, a un precio de 43€ o si preferís, siempre hay la opción de elegir a la carta. El día de mi visita, me ofrecieron una selección de platos de la carta, y del menú de mediodía, para poder probar las distintas elaboraciones que se pueden degustar. De entrante de la carta, un paté de pescado ahumado y cítrico, almendra y rábano en vinagre. Un plato perfecto para compartir, como entrante, elaborado con caballa, y armonizando perfectamente con los encurtidos y el crujiente de la almendra.

 

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

A continuación un plato del menú de esa semana, unas patatas ratte con espuma de queso feta, aceite de perejil, cebolla roja encurtida y unos chips de ajo. De una sencillez asombrosa, y equilibrado en sabores. Me gustó el uso de los encurtidos en los platos.

 

 

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

El siguiente, como plato de la carta, una vieira salteada con aceite de romero, puré y chips de chirivia, queso Comté. Afinidad de sabores entre la vieira, la chirivia y el queso, una textura muy agradable. En este punto cabe reseñar que a parte del uso de los encurtidos, también les gusta mucho el queso, algo a tener en cuenta para los que no son muy amantes de este producto.

 

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

El pescado del día en el menú, era bonito, con lentejas al estragón, brócolis y emulsión de leche con comino. Un plato muy equilibrado, y sano, muy rico.

 

 

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

Y finalmente la carne, de su carta, prensado de cochinillo ‘Bibaz’ de Navarra, nabo al horno, pasas sultanas y jugo de cerdo. Muy bien ejecutado, y como menciona mi amigo Phillipe Regol en su post, el punto de dulzor de las pasas queda en la opinión del comensal.

 

Una publicación compartida de Daniel Arbós (@danielarbos) el

Los postres estuvieron a la altura, bien resueltos y muy golosos, pero sin recargar el paladar.

Helado de chirimoya, manzana y canela, del menú de mediodía. Un postre ligero para refrescar con el helado, con el contraste crujiente de la galleta.

 

Y finalmente un postre más potente, con aceitunas negras, chocolate al 72%, haba Tonka y naranja amarga. Equilibrado y perfecto para los amantes del chocolate.

L’Escale Bistrot

Passatge Lluís Pellicer, 12
08036 Barcelona

📞 931 881 304
🖥 Página web

Abre de martes a sábado mediodía y noche.

Parking más cercano: Londres, 82-86 (15% de descuento en la tarifa presentando la nota de L’escale)

L'Escale Bistrot Barcelona