1. Alójate en el mejor hotel de Andorra y cena con Nandu Jubany en el Sport Hermitage & Spa

El hotel Sport Hermitage & Spa se encuentra a los pies de las pistas de esquí de Grandvalira, en el pueblo de Soldeu, a 1850 metros de altitud. Miembro de The Leading Hotels of the World, está situado en un enclave perfecto para la práctica de deportes de montaña o simplemente relajarse en su spa de 5000m2. Una de las propuestas más interesantes es la restauración que alberga el hotel, con distintos espacios gastronómicos comandados por reconocidos chefs con estrella Michelin, como Hideki Matsuhisa con el Koy Hermitage o Nandu Jubany con el restaurante Origen. El primero, solamente lo encontrarás abierto durante la temporada invernal. Por el contrario, durante la temporada de verano puedes disfrutar de la cocina de Nandu en un entorno privilegiado.

2. Visita la primera quesería de Andorra, Casa Raubert

Pese a lo que te pueda parecer, Andorra no tiene tradición quesera. Casa Raubert ha sido la primera quesería en elaborar quesos en el país, de manera comercial. Sus quesos de pastor se elaboran con las ovejas de la raza Assaf, reconocida por la calidad de su leche y exclusivamente con las ovejas de su granja. En la actualidad y debido a restricciones legales, estos quesos no se pueden exportar y solamente se pueden adquirir en Andorra. Actualmente están produciendo once tipos diferentes de quesos y otros productos lácteos como el yogurt. En la granja se organizan distintos tipos de actividades para que los visitantes conozcan todo el proceso de producción de los quesos.

3. Descubre la cocina típica andorrana en la Borda Raubert

La Borda Raubert es una típica borda andorrana, reconvertida en restaurante el año 1972. Tienen una carta basada en los productos autóctonos y tradicionales de montaña. La familia ha hecho un esfuerzo durante más de 40 años en recopilar las recetas más populares de la cocina andorrana, para poder mantener la herencia tradicional. Platos como la paletilla de cordero al horno, el “trinxat a l’andorrana amb rosta”, la ensalada de achicoria, la trucha a la andorrana o los embutidos de montaña. Cabe señalar, que ellos son los propietarios de la quesería Casa Raubert. La Borda Raubert es el lugar perfecto donde refugiarte del frío, al lado de la chimenea o del calor en verano, probando la mejor comida tradicional.

4. Cena en la Bodega Poblet y descubre es estilo personal del cocinero Albert Coll

Escondido en una pequeña calle del casco antiguo de Andorra la Vella, encuentras la Bodega Poblet. Es un pequeño restaurante acogedor, con una decoración ecléctica. Capitaneado por el cocinero Albert Coll, probablemente uno de los mejores cocineros actuales en el Principado. La oferta culinaria se basa en un carta estacional de platillos y tapas gastronómicas, con productos de temporada y proximidad. Dispone de una amplia bodega de vinos, con referencias de distintas denominaciones de origen y varietales. No dejes de pedir alguna de sus tapas estrella, como las cestas de patata con huevo de codorniz y chorizo o los raviolis o los raviolis de boletus.

5. Duerme de lujo en el centro de Andorra la Vella, en el Andorra Park Hotel

El lujoso hotel Andorra Park Hotel, se encuentra en el centro de Andorra la Vella, al pie de la montaña y muy cerca de la zona comercial. Sus suites tienen vistas a la montaña y están equipadas con todas las comodidades para el viajero. Cuenta con piscina interior y exterior, además de un spa. Disponen también de una amplia oferta gastronómica, como el restaurante És, dirigido por el cocinero Marc Mora. Ofrecen una carta con productos de temporada y proximidad, algunos de ellos provienen del huerto del hotel, en la que reinterpreta las recetas mediterráneas y andorranas. Otro de los restaurantes es La Pèrgola, situado en los jardines del hotel y que ofrece una cocina informal.

6. Relájate en Inúu, el espacio solo para adultos de Caldea, el centro termal de Andorra

Caldea es el centro neurálgico del termoludismo en Andorra. La pirámide de cristal, que cumple 25 años, ya forma parte del paisaje de Escaldes. Mide 80 metros y es el edificio más alto de Andorra. Su construcción se proyectó con el objetivo de crear un centro termal y lúdico, huyendo del uso terapéutico de las aguas. En 2013 Caldea se amplía con la apertura de Inúu, el espacio solo para adultos, a partir de 16 años. Donde puedes desconectar y relajarte, dentro o en la laguna exterior, con sus aguas entre 32º y 33º. También puedes reservar cualquiera de los masajes o tratamientos que ofrecen.

7. Chef’s Table, el punto de encuentro gastronómico en el centro comercial The Embassy

Chef’s Table es el nuevo proyecto en Andorra de los chefs Romain Fornell, Óscar Manresa y el francés Bernad Bach, cocinero del biestrellado restaurante Puits Saint-Jacques. Se encuentra situado en los bajos del nuevo centro comercial The Embassy. El espacio se divide en seis barras diferenciadas, como si de un mercado se tratara. Nada más entrar te encuentras con la barra dulce, La Pâtisserie. En la siguiente barra, los quesos artesanos tienen el protagonismo, La Fromagerie. A continuación, la barra de charcutería, donde España y Francia se dan de la mano. El Oyster Bar, donde encontrarás las mejores ostras o el cangrejo real. La brasa no puede faltar en este viaje, carnes y pescados directamente al fuego, de vuelta al origen. Y finalmente El Bar, el hilo conductor de este periplo gastronómico.