Después de unos meses de reformas, el restaurante Gresca de Barcelona reabre con novedades. La ampliación del local ha permitido a Rafa Peña y Mireia Navarro incorporar el Gresca Bar a su oferta gastronómica.

El espacio en forma de ‘U’ divide los dos restaurantes, el Gresca por un lado, y el Gresca Bar por el otro. La cocina abierta es el nexo de unión entre ambos. Una pequeña barra en frente de la cocina, permite a 6 comensales vivir la experiencia en directo.

El Gresca Bar mantiene la esencia del concepto bistronómico, un término acuñado hace ya 2 décadas en Francia.

Un largo banco tapizado en rojo, y el resto taburetes distribuidos en barras. Mesas sin manteles, y vajilla vintage. En resumen, un lugar agradable donde los principales protagonistas son los vinos y la comida. No se permiten reservas, algo que lo convierte en el lugar perfecto para cualquier ocasión, sin tener que planificarlo con antelación.

La carta es completa, y tiene muchos platos apetecibles. En mi visita acudí solo, así que no pude probar todo lo que me hubiera gustado. Me dejé aconsejar por la camarera, y pedí los berberechos con vinagreta de verduras, el bikini de lomo ibérico y comté, el bocadillo de cerdo, crème freîche y verduras agridulces, sepietas con cebolla caramelizada y finalmente sesos de ternera con mantequilla y limón. Para los postres opté por algo más digestivo, como la piña con especias y cacahuetes. Espectaculares los sesos de ternera, con una textura increíble y en su punto, acompañados de patatas. Soy un gran aficionado a la casquería. El bikini es súper fino, muy original, con un sabor intenso. Muy sorprendente el bocadillo de cerdo, muy conseguido el contraste con las verduras. El resto de platos, un producto muy fresco, y unos contrastes de sabor muy interesantes.

Este restaurante será uno de mis sitios de visita obligada, ya que tiene las características que me gustan para repetir a menudo; personalidad, sin dejarse llevar por las modas; buen producto, manipulado en su justa medida; buena selección de vinos, aunque no soy talibán de los vinos naturales; buen ambiente y finalmente, no aceptan reservas, algo que, en mi caso, me gusta mucho.

Gresca / Gresca Bar

📍 Provença, 230 08036 Barcelona
📞 934516193
🖥 web

A_250x250

Dejar respuesta