En los últimos meses he viajado a Madrid en varias ocasiones. En mi última visita elegí el Dear Hotel, un hotel boutique de cuatro estrellas, situado al lado de la Plaza de España. Cuando viajo me gusta alojarme en hoteles boutique, ya que me permiten alejarme de los estándares de las grandes cadenas hoteleras. Podéis ver uno de mis hoteles favoritos en Londres en el enlace. En este caso, el Dear Hotel, cumple con las condiciones que tengo marcadas en mi lista; una ubicación estratégica, cerca del centro de Madrid; un diseño elegante, moderno y que me ofrezca calidez; y finalmente un trato personalizado y cercano.

Acerca del Dear Hotel

El hotel se encuentra en un edificio neoclásico de la Gran Vía madrileña, en la esquina de la plaza España. Tarruella Trenchs Studio, fue el encargado del interiorismo del hotel. El estudio es reconocido por sus proyectos en restaurantes como, el Celler de Can Roca, o Can Jubany y en hoteles como el Eme de Sevilla o el hotel Omm de Barcelona.

Dispone de 162 habitaciones, de las cuáles destacan 9 suites, situadas entre las plantas 10 y 12. Todas las habitaciones son exteriores, con vistas a la plaza de España o a la Gran Vía, y algunas disponen de terraza privada. La decoración es cálida, predomina la madera y los tejidos naturales. Los muebles de diseño aportan el contrapunto de lujo y vanguardismo, para dar equilibrio al espacio. Al ser las habitaciones exteriores, la luz natural inunda la estancia durante el día, creando un entorno único.

Las zonas comunes se dividen entre el lobby y la última planta, donde se encuentran el restaurante y la terraza.

Nice to meet You, es el nombre del restaurante, un lugar perfecto donde contemplar las vistas de la ciudad, y degustar la propuesta gastronómica, basada en la cocina de mercado.

La terraza es uno de los tesoros que esconde el Dear Hotel. Con vistas de 360º sobre la Casa de Campo, el Palacio Real y el centro de Madrid. Está concebido como un jardín urbano, ideal para deleitarse con los atardeceres sobre la ciudad o tomarse unas copas al llegar la noche.

Terraza del Dear Hotel. Foto Daniel Arbós

Otro de sus atractivos es la sky pool, una piscina donde poder refrescarse durante los días calurosos, eso si, disponible únicamente para los huéspedes del hotel.

Detalle de la sky pool. Foto Daniel Arbós

Mi experiencia en el Dear Hotel

Estuve alojado durante dos días. El primer día llegué bastante tarde para hacer el check-in, incluso llegué a pensar que ya no me esperaban. Contrariamente a lo que pensaba, pude hacer la entrada sin problemas. El vestíbulo es pequeño, solamente tiene el mostrador de recepción, y un espacio de espera, cómodo y elegante. Mi habitación estaba en la planta 11. En la entrada un armario abierto, muy práctico me daba la bienvenida. La primera impresión fue muy buena, y a esas horas, lo mejor fue la cama.

Detalle de la cama. Foto Daniel Arbós

Al día siguiente subí al restaurante donde se sirve el desayuno, en formato buffet, aunque también tienen una amplia carta de platos más elaborados. Como tenía que trabajar, me decidí hacerlo desde la habitación, la luz natural y una enorme mesa de madera, no me dejaban otra opción. El baño por contra, juega con el color negro, en contraste con el resto de la estancia. La ducha es amplia, algo que valoro mucho, puesto que la comodidad es básica para evitar la sensación de claustrofobia.

El lugar perfecto para trabajar durante la mañana. Foto Daniel Arbós

Nice to Meet you

Aproveché ese mediodía para comer en el restaurante, y así luego, poder ir directamente al congreso, para no perder mucho tiempo. El Nice to Meet You destaca por las impresionantes vistas. La carta ofrece platos de cocina de mercado, de corte moderno. Me dejé recomendar; de primero, una crema de calabaza con setas shimeji salteadas y jamón ibérico; el segundo, un milhojas de rabo de toro estofado al Oporto y calabacín. Para el postre, me permití un capricho, y pedí un coulant de chocolate. La comida fue correcta, platos bien elaborados, muy en linea con las últimas tendencias gastronómicas.

Los alrededores del Dear Hotel

A pocos minutos del hotel tenemos el Templo de Debod, que fue un regalo de Egipto al pueblo español, y donde se pueden contemplar los mejores atardeceres de Madrid. Naturalmente, los teatros de la Gran Vía, son vecinos del hotel. Tenemos también el famoso barrio de Malasaña, principal testigo de la Movida Madrileña, es ahora el barrio hipster, con locales como el Toma Café, pioneros en la transformación del barrio.

728 x 90 IMU Leaderboard

Dear Hotel boutique Madrid

📍 Gran Vía, 80, Madrid

🖥 www.dearhotelmadrid.com
📞 +34 914123200
📧 info@dearhotel.es
📧 reservas@dearhotel.es

Habitaciones: entre 150€ y 225€ por noche
Suites: entre 250€ y 500€ por noche
Precio medio del restaurante Nice to Meet You: 35€ por persona, sin bebidas

Dear Hotel Boutique Madrid

Dejar respuesta